5 razones para tener un Agente de viajes

Puente Golden Gate. San Francisco, CA. Foto: José Sillé

De la revista Forbes, Larry Olmsted, en la sección Forbes Life, resaltó 5 razones por la que usted necesita un agente de viajes. Olmsted señala que ante los embates de la tecnología, a los métodos tradiciones, un agente de viajes, para algunos, parecería algo del pasado, pero es indudable que muchas personas nos rehusamos a que los seres humanos sean desplazados por páginas de internet, sobre todo, por la razones expuestas en ese interesante artículo.

Expertise. Olmsted señala, con mucha razón, que la experiencia que un agente de viajes acumula, a través de los tiempo, es una de las herramientas más fuertes para su permanencia en el mercado, pues lo vuelve experto en todos los aspectos que puedan formar parte de unas vacaciones. Cualquiera de los escenarios en los que un vacacionista se visualice a futuro, es del conocimiento de un agente de viaje, quien conecta cada uno de los elementos para hacerlos un sistema de cosas que forman un todo, el paquete vacacional que no solo se le diseña a los viajeros de lujo.

Conexiones VIP. Olmsted resalta que los mas experimentados viajeros de hoy día pueden confiar que su agente de viajes les facilitara los mejores resultados de producto final gracias a las conexiones que maneja alrededor del mundo. Gracias a estas conexiones se pueden lograr ‘mejoras agregadas’ al producto adquirido que marcan una diferencia sorprendente.

Extras. Olmsted nos muestra que por el mismo precio originalmente aceptado por el cliente, éste puede llegar a tener servicios y productos que muchas veces ni siquiera espera. A los agentes de viajes le dan mucho cariño con el fin de que ese cariño le llegue, en el momento oportuno, a los clientes.

Aire. Muchas personas se han vuelto expertas comprando sus tickets por la web, pero aun no se superan los conocimientos de un agente sobre boletería aérea. Olmsted resalta, muy precisamente, que siempre han existido tarifas especiales que solo las agencias de viaje tienen para ofrecer a sus clientes. recordemos que por la web siempre se ofrece lo más básico, sin asientos, sin equipaje, SIN ATENCIÓN, mientras que esos detalles siguen marcando una gran diferencia en lo que ofrecen los agentes de viajes. Si hay una interrupción por clima, por alguna huelga o situación técnica, el agente de viaje se enterará posiblemente cuando el cliente esté de fiesta o durmiendo y muy probablemente, para cuando éste se entere, ya estaría ‘rebookeado‘ e increíblemente hasta ‘pre-chequeado‘, con el mejor de los asientos asignados.

Mejores viajes. Olmsted termina su excelente artículo recordando que el fin es tener el mejor viaje de la vida, que los agentes de viajes tienen beneficios que nadie por sí mismo puede fácilmente conseguir. Tener un agente de viaje te hace un VIP instantáneo, te ahorra tiempo, dinero y estrés.

Duarte: Sin pena, ni gloria…

ad5e4678-busto-duarte2902611521646438362.jpeg

En los últimos años se ha estado debatiendo lo tan afectadas que pueden estar las conmemoraciones nacionales por el tema de los cambios de días, a fin de unificarlas al fin de semana y favorecer la no interrupción de las actividades cotidianas. Esto no fue lo que sucedió.

Read More

El planchado no es perfección…

Hay ocasiones, en el pleno ejercicio del servicio al cliente, que como seres humanos, que aun sobrevivimos ante la amenaza de los avances de la robótica, vemos como nuestros pensamientos se quedan sin un argumento válido ante la posible queja o sugerencia de nuestros clientes. Precisamente, hago la comparación de la robótica, porque así como en el argot popular se dice que por ciertas situaciones es que los marcianos no nos visitan, por eso mismo es que viviremos con los talones pisados perseguidos por la tecnificación y modernidad de los servicios.

Esa especie de obsolescencia es ayudada con ciertas ocurrencias de personas que son colocadas para dar un servicio al cliente y que, al no estar preparadas para los “embates” de los clientes exigentes, señalan aquellas ilógicas razones para justificar su falta o de plano, mal servicio. Read More

La materia no se crea, ni se destruye…

Imagen relacionadaTener la oportunidad de encontrar un grupo de personas que pongan bajo tu dirección e indicaciones, como encargado de un departamento, es una tarea de mucho rigor.

Observar detenidamente sus valores, analizar sus capacidades y sobre todo, sus debilidades, pero siempre con la primera intención de ver cómo y hasta qué punto los puedes transformar. Read More

Claro…el PEOR servicio al cliente!

1024px-claro_svgHacer historias de experiencias con el servicio al cliente de muchas de las compañías, sobre todo y precisamente de SERVICIOS, en nuestro país, es algo que, en las redes sociales, se ha vuelto recurrente. Una, por el necesario desahogo, dos, por la efectividad comunicativa que aun tienen las redes sociales, tres, porque aun se respeta, todavía, un poco más que el famoso “quiero hablar con un supervisor”, un “voy a mandar un video a Nuria” o muy particularmente de las telecomunicaciones, ese que todos sabemos que es casi en vano, “voy a denunciar, esto, con el Indotel” Read More

“Yo no me lo tomo a lo personal”

Foto: Blogademia

Foto: Blogademia

Cuando un representante de servicio al Cliente le dice, con una innecesaria seguridad, que no se toma los reclamos de su cliente ‘a lo personal’ está cometiendo un error.

Muchas empresas, para garantizar la estabilidad emocional de sus empleados, en el Departamento de Servicio al Cliente, les inculcan que ante una situación de aquellos clientes molestos, irritados, que adornan sus reclamos con palabras, en la mayoría de las veces, no agradables, no tomarse esta o tal situación a lo personal, porque entienden que de esta manera sus empleados serán como robles que no caerán en la tentación ni de enfrentar al cliente con una actitud parecida o de que estos abandonen el escenario con sentimientos de insultos. Read More

Una de mis mejores fotos…

No solo lo impresionante de la foto, no solo que no tuvo filtro, nada de efectos, si no que había sido un día terrible para trabajar… Había pasado un largo aguacero, lo cual es, evidentemente, un obstáculo para trabajar en un aeropuerto, si no que los ánimos estaban tal cual el cielo, enfurecido por factores diversos. Pero había que lucir el profesional, guardar esos bajos ánimos para otro momento y, definitivamente, trabajar. Según reza el adagio, después de la tempestad, viene la calma, y ese día fue manifestado que con una simple maniobra de la naturaleza, los sentidos se calman, la mente es maleable ante un paisaje que, más que bonito y tranquilizante, te dice, pues, “ahí vamos, así acaba tu día y prepárate, porque mañana viene otro y no precisamente con bonito paisaje”. Solo que hay que desdoblarse ante lo que venga. Esta será por siempre una de mis fotos favorita, conjuga la moraleja y la ironía a la vez. Puede llover, pero puede ser que el cielo haga sus trucos de colores para decirte que no olvides que no lloverá para siempre, que allá, en el fondo, esta la esperanza, la recarga de energía, para que te hagas más fuerte y sigas la batalla.