El que ríe de último…

No es un meta mensaje, puesto que el mensaje está más claro que el agua, nuestro país se desvanece entre la sonrisa de quienes se salen con la suya, sin tan siquiera argumento para aparentar, porque la apariencia ya ni es un método. Todo está muy claro. Y no es que el pesimismo sea lo más apropiado, pero no creo que las cosas mejoren con los precedentes que estamos permitiendo…