Mareo nacional!

Una vez más, como entre tantas, el país se queda sin sorpresa alguna cuando ayer, los que tuvimos la equivocada opción de prestar nuestro tiempo para ver como nuestro presidente, contrario a detallarnos las razones de su, hasta ahora, desconcertante actitud, nos envuelve en un mundo de lindas y rebuscadas palabras para, al final, decir absolutamente nada.

Se remonta a principios de su gestión, cual si fuera una lectura de sus memorias, nos mezcla causas y efectos que distan unas de otras, cayendo en la incoherencia desesperante, nos plantea acciones a tomar, que dicho sea de paso, ya se han tomado antes con nulos resultados, y de forma muy hábil, tal como lo es para marear a la Nación con bellas palabras, se desentiende de muchas culpas que trae su gestión misma sobre sus espaldas.

El discurso, totalmente ajeno a las expectativas nuestras, nos aleja de un horizonte positivo, y nos sigue demostrando que si alguna condena estamos pagando, precisamente por nuestra ignorancia histórica, nuestro mandatario se ha encargado, responsablemente, tal vez, su único logro, de que paguemos muy caras las consecuencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: