Tuvo que llegar a los tribunales!

Foto:GazcueEsArte.blogspot.com

El vergonzoso acto por parte de la Universidad Católica Santo Domingo, de negar la reinscripción a los estudiantes que unieron sus firmas con el fin de rechazar el aumento a los créditos y reinscripción, valga la repetición, tuvo que llegar a los tribunales, porque, como NO era de esperarse, su voz nunca se escucho en las oficinas de registro, dirigidas por el padre Ramón Alonso y no tomaron ninguna acción receptiva o de dialogo. Actitud que fue golpeada, hoy en día por las leyes dominicanas que bien, cabe destacar, es una acción aplaudible ante semejante intento de injusticia.

Nos llego este comunicado que Blogademia comparte con sus lectores:

NOTA DE PRENSA

TRIBUNAL ORDENA INSCRIBIR ESTUDIANTES UNIVERSIDAD CATÓLICA.

Santo Domingo, D.N., 20 de septiembre del 2010.- La Cuarta Sala del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional ordenó en el día de hoy a la Universidad Católica Santo Domingo, en funciones de Tribunal de Amparo la reinscripción inmediata de los estudiantes Alexander De los Santos, Máximo Ayala, Solange González y Johanna Vásquez, quienes habían sido suspendidos por la institución educativa tras haber participado en fecha 14 de julio del presente año en un reclamo pacífico por el aumento de créditos.

Los jóvenes estudiantes fueron asistidos por el Movimiento Cívico TOY JARTO, pero creo en mi país, representado por sus abogados Licdos. Federico Ortiz Galarza y Elizabeth Mateo Pérez, esta última presidenta de la institución, quien felicitó la decisión de la Magistrada y expresó que “Toy Jarto, reafirma su compromiso social de defender los derechos ciudadanos, hoy el país celebra una sentencia histórica, donde se reivindica el derecho a la educación de los dominicanos y dominicanas, y el fortalecimiento del sistema democrático en el que ningún ser humano, poder político o económico está por encima de la Constitución y de los derechos fundamentales”.

Asimismo Álvaro José Caamaño Díaz, Secretario General de TOY JARTO, indicó que la sentencia expresa que la Universidad Católica Santo Domingo violentó los derechos a la libertad de expresión, libertad de reunión, al debido proceso y derecho a la educación y otorga un plazo de tres días a la universidad para inscribir a los estudiantes, so pena de pago de un astreinte de Dieciséis Mil Pesos Oro Dominicanos por cada día de incumplimiento.

La sentencia No. 995/2010, está disponible digital en la página web de Toy Jarto WWW.TOYJARTO.ORG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: